miércoles, 7 de diciembre de 2016

Cómo abrir una consulta médica privada

(AZprensa) Aunque los requisitos para abrir una consulta médica privada pueden varias de una Comunidad Autónoma a otra, en general son los siguientes:

- Tener los títulos de grado y especialidad y la colegiación correspondiente.
- Darse al alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o en Mutual Médica como alternativa a RETA,
- Darse de alta en Hacienda (modelo 037).
- Conseguir en el Ayuntamiento la autorización para la instalación y funcionamiento de la consulta.
- Establecer un contrato con una entidad gestora de residuos tóxicos y peligrosos.
- Contratar un seguro de Responsabilidad Civil para la especialidad que se vaya a ejercer.
- Contratar un seguro propio.
- Darse de alta en la Agencia de Protección de Datos para los ficheros de historias clínicas.
- Conseguir la autorización de Sanidad tras la pertinente solicitud e inspección).

En un amplio reportaje sobre este asunto publicado hace unos días en Diario Médico, el Vocal de Medicina Privada por cuenta propia de la organización Médica Colegial, Manuel Carmona, recomendaba acudir al Colegio de Médicos correspondiente para recibir orientación y ayuda. En cuanto a temas prácticos de la puesta en funcionamiento, comentaba que era una buena idea alquilar o comprar una consulta en un centro sanitario ya existente; y en cuanto a conseguir pacientes, siempre existe la posibilidad de solicitar incorporarse al cuadro médico de alguna sociedad médica. Los comienzas, no obstante, siempre son duros y los honorarios bajos.

La industria farmacéutica vivirá otra época dorada

(AZprensa) Parecía que la época de vacas gordas de la industria farmacéutica había acabado, que la ralentización de su crecimiento fruto de fuertes y constantes presiones de los Gobiernos hacía peligrar la supervivencia de muchas compañías farmacéuticas, sin embargo el Instituto de QuintilesIMS acaba de publicar sus previsiones para los próximos cinco años y, para sorpresa de muchos, el crecimiento hará florecer de nuevo esta industria.

La razón hay que buscarla en la prometedora cartera de nuevos productos que atesoran muchas compañías farmacéuticas, lo que va a suponer un importante avance para el tratamiento de muchas enfermedades. En concreto estiman que el crecimiento acumulado de los próximos cinco años será del 33 por ciento, alcanzando el mercado farmacéutico global una cifra record de 1,5 billones de dólares en 2021.

Sobre la base de un valor constante del dólar, este crecimiento puede suponer 367 billones de dólares, si bien los recortes de la sanidad pública, el aumento de los costes y la pérdida de vigor de muchas patentes reducirán ese crecimiento en 127 billones de dólares.

Con todo, lo que parece claro es que la industria farmacéutica va a seguir adelante gracias a los logros en investigación, lo que en definitiva significa poder disponer de nuevos medicamentos más seguros y eficaces para vencer a las enfermedades y mejorar la salud de todos los ciudadanos.

La esperanza (de la industria y de los ciudadanos) para estos próximos cinco años, está puesta en esos 2.240 nuevos principios activos que ya tiene la industria farmacéuticas en las últimas etapas de su desarrollo, entre los cuales hay además 45 sustancias completamente nuevas.

martes, 6 de diciembre de 2016

La última tecnología no está al alcance de todos los diabéticos

(AZprensa) La tecnología se ha convertido en una herramienta imprescindible para los pacientes con diabetes, y en especial para aquellos que padecen diabetes mellitus tipo 1. En este tipo de pacientes se considera adecuado evaluar los niveles de glucemia en diferentes momentos a lo largo del día: antes y después de las comidas; antes, durante y después del ejercicio, y ocasionalmente durante la noche, necesidades que se intensifican ante la existencia de situaciones intercurrentes como hipoglucemias, enfermedades, estrés, etc. (no hay que olvidar que la hipoglucemia es la complicación aguda más frecuente en estos pacientes) que desestabilizan el control de la diabetes.

Para su control se ha buscado desarrollar sistemas que permitan una monitorización continua de la glucosa en líquido intersticial y actualmente existe una bomba de insulina que cuenta con un sistema de monitorización integrado. Si la glucemia está disminuyendo rápidamente el sistema suspende la infusión de insulina, con lo que es capaz de evitar la hipoglucemia en el 83,1% de los casos. Este sistema integrado está especialmente indicado en pacientes con hipoglucemias graves e inadvertidas y en niños pequeños, con mayor riesgo de descompensaciones agudas.

Sin embargo, y a pesar del nivel de efectividad y eficiencia de la terapia, las nuevas tecnologías tienen un grado de penetración en nuestro país sorprendentemente bajo, y actualmente el 60% de los pacientes no consigue alcanzar un objetivo de control glucémico adecuado. “Es importante tener el conocimiento de los beneficios que aportan estas nuevas tecnologías e implementar su utilización en las personas con diabetes que tengan la indicación por no conseguir un control metabólico óptimo a pesar del tratamiento intensificado o aquellos pacientes con  hipoglucemias graves/no graves de repetición que condicione una situación incapacitante. Estas tecnologías mejoraran la calidad de vida en estos pacientes y también tendrá un impacto positivo en los recursos sanitarios”, ha declarado la Dra. Orosia Bandrés, endocrinóloga del Hospital Royo Villanova (Zaragoza) con motivo de la campaña social “La diabetes no descansa, tú sí” para facilitar el acceso a las nuevas tecnologías de las personas con diabetes tipo 1.

Actualmente, la penetración de la bomba de insulina en nuestro país se sitúa en torno al 4% de los diabéticos tipo 1, frente a la media en Europa de alrededor del 15%. Si analizamos estos datos por Comunidad Autónoma, solo Extremadura se aproxima a la media europea con un 14% de pacientes con diabetes tipo 1 como usuarios de infusión subcutánea continua de insulina. “Estos datos muestran las diferencias que existen entre comunidades autónomas y, por tanto, la desigualdad de oportunidades de los afectados. Por ello, con esta campaña queremos evitar, en la medida de lo posible, esta inequidad, que creemos se incrementa por la falta de implementación por algunas Comunidades Autónomas de las medidas necesarias que faciliten el acceso de los pacientes a las nuevas tecnologías”, ha resaltado el Dr. Antonio Saz, asesor médico de la Federación de Asociaciones de Diabéticos de la Comunidad de Aragón (ADEARAGON).

Uno de cada tres muertos en accidentes de tráfico dio positivo por alcoholemia

(AZprensa) Según datos del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, el 29% de los conductores fallecidos en accidentes de tráfico en 2015 dio positivo en consumo de alcohol y un 14 % en drogas, lo que representa que 12 de cada 100 conductores que se ponen volante han consumido alcohol y drogas.

Unos datos escalofriantes que han llevado al Colegio de Médicos de Cantabria a organizar este próximo lunes 12 de diciembre a las 20,00 horas, una jornada sobre “Medicamentos, drogas y tráfico” en donde se presentará además el libro del mismo título editado por el Colegio de Médicos de Badajoz que aborda las posibles dudas que puede plantearse al profesional médico ante la modificación de la Ley de Seguridad Vial, que establece la prueba salival como obligatoria en los controles de drogas en los conductores, aunque deja en manos de los facultativos la realización de las pruebas que ellos estimen oportunas en caso de no ser posible efectuar la prueba salival. Un libro que además pretende establecer un protocolo de actuación que clarifique las decisiones de los médicos cuando se presenta una situación de estas características.

En el encuentro participarán el presidente del Colegio de Médicos de Badajoz, Pedro Hidalgo, el presidente de la Comisión Deontológica del Colegio de Médicos de Badajoz, Mariano Casado, el jefe provincial de Tráfico de Cantabria, José Miguel Tolosa y el comandante jefe de la Guardia Civil de Tráfico, Rubén Flores.