viernes, 24 de febrero de 2017

Lo que no se debe hacer en un servicio de Urgencias (y sin embargo se hace)

(AZprensa) Hay determinadas actuaciones en los servicios de Urgencias que se vienen realizando desde hace tiempo con relativa frecuencia y que sin embargo no cuentan con evidencia científica alguna que lo justifique. Por ello, la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) está realizando una campaña para recordar a todos los profesionales sanitarios de los servicios de Urgencias qué es lo que “no deben hacer”. Y esto es algo que deben tener bien presente todos los profesionales sanitarios pero que también convendría que supiesen todas aquellas personas que acuden como pacientes a un servicio de Urgencias.

Tal como señala la semFYC en relación a esta campaña: “si no hacer daño es un requisito ético esencial que debe tenerse presente en cualquier entorno sanitario, lo es aún mucho más en la atención urgente donde, en la mayoría de ocasiones, se deben tomar decisiones rápidas, en pacientes con elevado grado de complejidad y que comportan un compromiso vital o riesgo de secuelas graves permanentes, por lo que, en numerosos casos, no hacer o realizar determinada prescripción o test diagnóstico supondrá un auténtico beneficio sobre nuestro paciente”.

Estas son las 15 recomendaciones de lo que “no se debe hacer en un servicio de Urgencias”:

1.- No prescribir antibióticos en todos los casos de exacerbación de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC o enfermedad de los fumadores).

2.- No disminuir de forma rápida ni excesiva las cifras de presión arterial cuando nos encontremos ante una urgencia hipertensiva..

3.- No administrar oxígeno a los pacientes adultos con sospecha de síndrome coronario agudo con saturación de oxígeno normal.

4.- No realizar lavado gástrico de forma rutinaria en las ingestas medicamentosas que no cumplan los criterios de indicación.

5.- No utilizar la vía intramuscular para la administración de fármacos de forma rutinaria.

6.- No administrar corticoides de manera sistemática en el tratamiento de la lesión medular aguda traumática.

7.- No colocar de manera sistemática una sonda nasogástrica en pacientes con sospecha de hemorragia digestiva alta no varicosa.

8.- No hiperoxigenar tras salir de una parada cardiorrespiratoria: inmediatamente tras la reanimación cardiopulmonar, se ha de mantener la saturación de oxígeno en sangre arterial en el rango de 94-98%.

9.- No realizar tira reactiva en pacientes con sonda vesical.
  
10.- No administrar grandes volúmenes de líquidos intravenosos hasta lograr el control de la hemorragia, ante situaciones de hipovolemia aguda. Los líquidos han de reponerse de forma limitada para mantener una presión arterial sistólica por encima de los 80-90 mmHg.

11.- No realizar tomografía computarizada craneal en pacientes adultos no anticoagulados con traumatismo craneoencefálico leve secundario a síncope y evaluación neurológica normal.

12.- No utilizar butilbromuro de escopolamina (Buscapina) en el tratamiento de los cólicos renales.

Y, por supuesto, mucho cuidado con realizar radiografías innecesarias:

13.- No realizar sistemáticamente radiografía en los esguinces de tobillo

14.- No realizar radiografía de tórax sistemática en las agudizaciones asmáticas.

15.- No hacer radiografía simple de abdomen en caso de dolor abdominal agudo, salvo que exista sospecha de obstrucción o perforación.

jueves, 23 de febrero de 2017

GSK líder en desabastecimiento

(AZprensa) Lejos de resolverse los problemas de suministro a las farmacias españolas de Bexero, la vacuna contra el meningococo B, cada día es mayor el número de farmacias que están notificando desabastecimiento de la misma. Según se excusa el laboratorio responsable, GSK, la culpa es de la “fuerte demanda generada”, algo que ellos no han sido capaces ni de prever ni de reaccionar ante la misma. El caso es que ya son 1.095 farmacias las que han comunicado este desabastecimiento y sitúan a GSK como laboratorio líder en desatender las peticiones de sus medicamentos.

Como podemos ver en la siguiente tabla, GSK ocupa las dos primeras posiciones de medicamentos que son incapaces de hacer llegar a las farmacias. Pero también resulta curioso en este deshonroso ranking, ver cómo un pequeño laboratorio de genéricos, Aurobindo, se queda para él solo los cinco últimos puestos del ranking.



Medicamento
Laboratorio
Farmacias desabastecidas
1
Bexero
GSK
1.095
2
Augmentine Plus
GSK
894
3
Dogmatil
Sanofi Aventis
1.011
4
Metamizol
Aristo Pharma
448
5
Paracetamol
Aristo Pharma
423
6
Ramipril
Aurobindo
418
7
Irbesartán/HCTZ
Aurobindo
389
8
Irbesartán 300
Aurobindo
384
9
Irbesartán 150
Aurobindo
383
10
Mirtiazapina
Aurobindo
371

Los videojuegos ayudan en la esclerosis múltiple

(AZprensa) La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que afecta al desarrollo cognitivo, lo que implica una pérdida de la atención, la concentración y la capacidad de procesamiento. Por ello las nuevas tecnologías ofrecen diferentes posibilidades para frenar el deterioro del paciente, manteniéndole activo desde el punto de vista cognitivo.

En este sentido hay muchos videojuegos que sirven para la estimulación cognitiva de la memoria, la atención, el lenguaje y el cálculo. “El entorno digital ha abierto la puerta a nuevas opciones que favorecen la adherencia de los pacientes a una cuestión tan importante como su tratamiento: su rehabilitación cognitiva”, ha explicado Ana Polanco, directora de Corporate Affairs de Merck, compañía que ha iniciado una colaboración con varias asociaciones de pacientes de EM facilitándoles el acceso a este tipo de juegos ya que “a través de algo tan atractivo como un juego conseguimos que entrenen de manera constante sus habilidades cognitivas”.

La EM es una enfermedad crónica del sistema nervioso central, que incluye el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. A pesar de que hoy en día no existe cura para la misma, cada vez se controla mejor con la ayuda de fármacos modificadores del curso de la enfermedad, que logran reducir el número, la frecuencia y la intensidad de los brotes y la cantidad y volumen de lesiones que aparecen en el cerebro. En España, 47.000 personas tienen esclerosis múltiple, estimándose una prevalencia de 100-125 pacientes por cada 100.000 habitantes.

La NASA anuncia un descubrimiento que no sirve para nada

(AZprensa, Editorial) Todos los medios de comunicación se han hecho eco del anuncio hecho ayer por la NASA relativo al descubrimiento de siete planetas habitables en otro sistema solar. Un descubrimiento que, a la hora de la verdad, no sirve para nada salvo para satisfacer la curiosidad... a un precio astronómico (nunca mejor empleado este término) ya que son muchos los millones de dólares que se están dedicando a descubrir planetas en otros sistemas solares. Pero ¿qué utilidad puede tener eso?

Lo que ningún medio de comunicación está diciendo es lo que se tardaría en llegar a uno de esos planetas, sólo citan que la NASA estima su distancia en 40 millones de años luz. ¿Qué es eso? La luz viaja a 300.000 Km./s pero como estamos más acostumbrados a medir la velocidad en Km./h diremos que eso significa una velocidad de 1.080.000.000 Km./h, es decir, mil ochenta millones de kilómetros por hora. Pues bien, ¿a qué velocidad podemos viajar por el espacio? El récord lo tiene la sonda no tripulada, New Horizons, que viajó hasta Plutón y ahora sigue su camino más allá. Esta sonda va a una velocidad de 58.536 Km./h.

Es decir, la máxima velocidad a la que hemos conseguido enviar al espacio una pequeña nave es de 58.000 Km. y la velocidad que se necesita para llegar a estos planetas en 40 años de viaje sería de más de un millón de Km./h. Si consiguiésemos construir una nave capaz de llevar tripulación hasta esos planetas, viajando a la misma velocidad que New Horizons (la más alta conseguida hasta el momento) tardaríamos en llegar... 738.000 años. Habéis leído bien: setecientos treinta y ocho mil años. Aunque se duplicase esa velocidad, se triplicase, se multiplicase por mil... da igual, serían muchas generaciones las que tendrían que sucederse a bordo de esa nave para conseguir, ¡quién sabe! llegar allí algún día.

Y aún hay más consideraciones a esta noticia: si no somos capaces de instalar una base en la Luna; si aún no somos capaces de enviar una nave tripulada a Marte (lo más que se habla es de enviar a partir del año 2.030 una nave no tripulada que prepare el camino a la posterior llegada del ser humano), ¿de qué nos sirve conocer que haya planetas habitables a esa distancia tan imposible de superar? Ni siquiera estamos capacitados para enviar una sonda que aterrice y regrese con muestras del suelo de algunos satélites de nuestro propio sistema solar que posiblemente alberguen algún tipo de vida como Europa, Encélado, Titán, Ganímedes, etc. ¿Qué sentido tiene hablar (a ese coste astronómico de millones de dólares) de posible vida en mundos tan lejanos? Quizás sólo para que las agencias espaciales ganen notoriedad pública (engañando al público al hacerle creer que esos destinos son alcanzables) y así seguir recibiendo millones y más millones que aseguren sus puestos de trabajo, tan bien remunerados, por cierto.