martes, 9 de mayo de 2017

Industria farmacéutica: Para que luego digan...

(AZprensa) Cualquier noticia negativa sobre la industria farmacéutica ocupa inmediatamente destacados lugares en los medios de comunicación; sin embargo las noticias buenas pasan completamente desapercibidas. Por este motivo nos hacemos eco de la siguiente noticia que viene a demostrar que los laboratorios farmacéuticos no son demonios, aunque tampoco sean ángeles; simplemente son empresas comerciales que desarrollan su actividad en el ámbito de la salud y que utilizan su potencial no sólo para conseguir medicamentos que les reporten muchos beneficios (algo lógico en cualquier empresa comercial en la que sus accionistas arriesgan su dinero) sino que también prestan atención a cualquier proyecto que ayude a mejorar la salud o a salvar vidas.

Según el último informe de la Federación Internacional del Medicamento (IFPMA), la industria farmacéutica está desarrollando actualmente, a nivel internacional, un total de 109 proyectos de investigación de nuevos tratamientos y vacunas contra las llamadas enfermedades tropicales desatendidas, un 90 por ciento en colaboración con universidades, ONGs y otras entidades públicas o privadas. Entre estos proyectos se incluyen, por ejemplo, siete innovaciones “radicales” que están en sus últimas fases de desarrollo, contra la enfermedad de Chagas, el dengue, la enfermedad del sueño, la rabia, el tracoma y la filariasis linfática.

El compromiso de la industria farmacéutica en la lucha contra estas enfermedades se tradujo en la donación, acordada en 2012 para los siguientes diez años, de un total de 14.000 millones de tratamientos para controlar y erradicar las diez enfermedades tropicales desatendidas de mayor prevalencia, responsables del 90 por ciento de la carga de morbimortalidad de estas patologías. Sólo en 2015, según el informe, se distribuyeron 1.500 millones de tratamientos, lo que equivale a unos 50 por segundo.

Asimismo, la industria también trabaja en el acceso libre a información sobre compuestos y moléculas patentadas para su uso en investigación, actividades formativas para investigadores o transferencias de tecnología, destacando entre ellas 40 proyectos en vigor cuyo objetivo es la modernización de la infraestructura sanitaria de varios países en vías de desarrollo. Por eso nos preguntamos ¿qué otros sectores empresariales hacen algo similar? ¿Por qué los medios de comunicación  no se hacen eco de este tipo de noticias? 

No hay comentarios: